No está claro de donde procede el actual nombre de Extremadura, una tierra olvidada y a menudo menospreciada. Algunos historiadores opinan que quizás proceda del término con que se conocía en los reinos cristianos a los territorios situados al sur de dicho río.
Desde aquí solo pretendo hacer un pequeño homenaje a la tierra donde ahora vivo. De ella es mi mujer y en ella han nacido también mis dos hijas.

SEGUIDORES

jueves, 28 de junio de 2012

talaverilla. cáceres.


Es una de las imágenes turísticas más difundidas de Extremadura y sin embargo, pocos saben que en los años sesenta del pasado siglo el monumento fue trasladado piedra a piedra hasta el lugar que ahora ocupa. El motivo, la inundación del valle donde se asentaba, a causa de la construcción del embalse de Valdecañas  en la cuenca media del río Tajo.

Pero con la creación de este embalse no solo desapareció para siempre un importante conjunto arqueológico en el que los estudiosos situaban a la ciudad romana de Augustobriga. También supuso la desaparición de la localidad cacereña de Talavera La Vieja, que permanece desde entonces bajo las aguas del embalse y el abandono forzoso de sus vecinos. Muchos se instalaron en Rosalejo, pequeña localidad creada en los cincuenta, donde se puede ver actualmente la picota medieval de Talavera. Otros tuvieron que marchar fuera de Extremadura dejando así escrito un trozo de la conmovedora historia de los emigrantes extremeños y cientos de relatos que contar.

Detalle de" Los Marmoles"
Talaverilla. Alexander  Laborde 1865.
Croquis a pluma, cobre y grabado del templo
 romano de 
Augustóbriga, 1762-1766. Real Academia de la Historia.

Curiosamente Talavera la Vieja, conocida por los vecinos como Talaverilla, se construyó entre los restos de la ciudad romana, tal y como se puede ver en las antiguas fotografías de los años sesenta. En ellas el majestuoso pórtico aparece rodeado de casas y muy cerca de la iglesia. Es una pena que desapareciera tan singular conjunto ya que sería algo así como Mérida y su templo de Diana pero en pequeñito. Estas antiguas fotografías recuerdan también el distilo de Zalamea, en pleno casco urbano.

En 1924, el arqueólogo José Ramón Mélida (1866-1933) describió las ruinas de la ciudad romana de esta manera tan poética; Escondida y olvidada, en la parte SE de la provincia de Cáceres, y en la margen izquierda del Tajo, dominando desde la imponente altura de un risco, se encuentra la villa de Talavera la Vieja, destacando sobre el cielo la gentil silueta de columnas y arquitrabes con un arco sobre ellos, sorprende y maravilla al viajero que desde la otra orilla y aún antes de llegar a ella (...) evoca ante tan magnifica vista la grandeza de Roma y avivado con ello su deseo de observarla más de cerca tiene que descender para meterse en una barca que le pase el río pues falta el puente romano que sin duda hubo.

En su origen, según afirman los investigadores que se han ocupado de este asentamiento, Agustobriga era un núcleo vetón sobre la que se crearía una pequeña ciudad romana. Sucesivamente la ciudad sería provista de foro,  templos, acueductos, termas y un conjunto defensivo consistente en una muralla con varios torreones. Los dos edificios más importantesfueron precisamente los que en 1963 se desmontaron y se trasladaron al lugar donde ahora aparecen. No está claro cual era la función de ambos edificios. Al pórtico que muestran las imágenes, conocido por los vecinos como Los Mármoles, se le atribuyen funciones administrativas y es del que más restos podemos observar. El otro, del que solo se trasladaron tres columnas, fue reutilizado al final de la Edad Media como almacén de granos.

Detalle del pórtico

Columna de la cilla o almacen de granos.
Columnas. Jose Ramón Mélida. Catalogo
 Monumental de la provincia de Cáceres.
Pórtico romano. José Ramón Mélida.
Catálogo Monumental de la provincia de Cáceres. 

Sobre esta triste historia hay bastante información y muchas fotografías en la web de Aturive (Asociación de Turismo de la Vera). Algunas fotos son entrañables. Otras son desoladoras. Pero hay una que me ha resultado especialmente desagradable. Se trata de una imagen, tomada un año de lluvias escasas durante el cual salieron a la luz los restos del conjunto, en la que aparece una maquina retroexcavadora extrayendo sillares de granito de las ruinas de Augustobriga. Pero como no quiero acabar con tal mal sabor de boca os recomiendo que le echéis un vistazo a la historia de los tres grecos que  la iglesia de Talaverilla acogía en su interior y que fueron llevados, en 1963 a Madrid. Esa historia si tiene final feliz...

8 comentarios:

  1. Cada vez que pones una nueva entrada me convences más de las maravillas que me pierdo por no haber visitado aún tu tierra.

    un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Preciosas tomas! Once I was in Cáceres, but unfortunatly I did not see the portico. Have to come back another time! warm greetings, Hilde

    ResponderEliminar
  3. Hay tanto por conocer... y tú nos muestras historia que nos acerca a una maravillosa e intensa tierra.
    Un abrazo
    Cristina

    ResponderEliminar
  4. Jesús habitualmente navego por tu blog y lo siento excelente.

    Saludos desde Creatividad e imaginación fotos de José Ramón

    ResponderEliminar
  5. Se de esta imagen por las postales y me avergüenza decir,que siendo extremeña desconzca tanto de Mi Tierra. No sé sí será porque viviendo entre tanto monumento no le damos importancia hasta que no salimos de ella...o nos la enseñan.
    Has hecho como siempre un excelente reportaje y me has enseñado otro bello rincón extremeño.
    Buen fin de semana.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Tu blog está genial, me encantaria afiliarlo en mis sitios webs de Turismo y por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiarnos ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat@gmail.com

    besoss

    ResponderEliminar
  7. HOLA me encanta tu blog por que nos enseñas los rincones de EXTREMA DURA tan bellos saludos

    ResponderEliminar
  8. HOLA me encanta tu blog por que nos enseñas los rincones de EXTREMA DURA tan bellos saludos

    ResponderEliminar